Ovinos – Sheep

La carne de cordero es la carne de celebración por excelencia


La carne de cordero es esa carne de textura tierna y sabor intenso e inconfundible, que convierte cualquier comida en una celebración gastronómica. Ya antes de comerla puedes paladearla a través de su olor. Un aroma que anticipa un placer que pocas carnes pueden proporcionar y que hace que la carne de cordero sea reconocido por todos como una de las carnes más especiales del mercado.

Es una carne que rompe con la rutina y te transporta a los recuerdos más entrañables de tu vida, como las divertidas cenas de Navidad en casa de tus abuelos o aquellas barbacoas junto al río con los amigos del pueblo.

La carne de cordero es la joya de la corona de las carnes, y así lo sentimos todos cada vez que la probamos, dejándonos la sensación de que estamos degustando un auténtico manjar.

La carne de cordero tiene un sabor único e inconfundible. Un sabor intenso que se aprecia a cada bocado, llenando nuestra boca de deliciosos aromas que hacen bailar nuestras papilas gustativas. Un placer que se disfruta desde el mismo momento en que empezamos a cocinarlo hasta el último bocado que saboreamos.

Ya sea cocinado a la brasa, al horno o en un guiso, la carne de cordero tiene la habilidad de hacernos desconectar por un momento y, sólo por un momento, pensar únicamente en lo que está sintiendo nuestro paladar. Pensar solamente en disfrutar de ese intenso sabor inconfundible y dejarse llevar por el festín que supone comer un buen plato de carne de cordero.

“Y es que la carne de cordero es una carnes que no se comen, sino que se saborean, se paladean, se degustan.”

En cada bocado que damos, podemos sentir sus orígenes. Si cerramos los ojos podemos trasladarnos a las praderas y sentir la hierba fresca o la brisa de la montaña acariciando nuestras mejillas.
Ninguna celebración que se aprecie puede prescindir de un plato de cordero. De hecho, siempre debería ser el plato principal. Con un plato de carne de cordero el éxito de cualquier fiesta está asegurado, ya que se trata de una carne que se puede disfrutar de todas las maneras inimaginables sin perder calidad ni sofisticación.

Se trata de una carne que da un toque de sabor único a cualquier celebración, ya sea una pequeña fiesta o una gran ceremonia. Un sabroso plato de cordero no puede faltar en una boda, bautizo o comunión; graduación, jubilación; despedida o bienvenida; Navidad y Semana Santa; o simplemente en la celebración de cualquier reunión de amigos un domingo a la hora de comer.

En todo lugar donde se brinde, sea cual sea la excusa para ello, debería haber un cordero esperando a ser disfrutado por sus alegres comensales. Haga frío o calor, resguardados en el interior de una acogedora casa o disfrutando del exterior de cualquier jardín, una celebración es más celebración si se comparte un rico cordero en la mesa.

Existen muchas más razones que hacen del cordero una carne excepcional, pero no encontramos mejores motivos para consumir una carne de tal calidad como son su original sabor, su tradicional origen, su protagonismo en cualquiera de esas celebraciones que quedarán guardadas en tu memoria o lo sencillo que es cocinarlo.

La carne de cordero se caracteriza por ser tierna y sabrosa

El cordero es una carne roja muy popular con enormes beneficios para la salud. Se obtiene de una oveja joven (no más de un año de edad), y sirve como una gran fuente de nutrientes necesarios para nuestro cuerpo. Por las prácticas de cría, carnicería y métodos de recorte, la cantidad de grasa de cordero se ha reducido a un gran nivel en los últimos veinte años, y por eso se considera una carne saludable. La carne de cordero es un alimento especialmente rico en proteínas de buena calidad, también denominadas como proteínas de alto valor biológico (es decir, que contiene la práctica totalidad de los aminoácidos esenciales que necesita nuestro organismo).

Respecto a su contenido en grasas, 100 gramos de carne de cordero aportan 30 gramos de grasa, y 348 kilocalorías.

Es especialmente rico en vitaminas del grupo B (sobretodo vitamina B12 y B6), y minerales como el hierro, fósforo y zinc.

Por su contenido en minerales, sobre todo por su alto nivel de hierro, es un alimento interesante en caso de anemia, ya que es un nutriente que forma parte de la hemoglobina y es fundamental en la formación de las células rojas de la sangre.

Aporta selenio en interesantes cantidades, un mineral que ayuda a combatir los ataques de asma.

Beneficios para la salud de comer cordero

  • El cordero es una buena fuente de proteína para nuestro cuerpo.

  • El cordero contiene altos niveles de selenio, un mineral que ayuda a combatir ataques de asma.

  • También contiene altos niveles de hierro, que es un componente integral de la hemoglobina y la formación de las células rojas de la sangre en el cuerpo.

  • Es una buena fuente de vitamina B12, que promueve la salud del sistema nervioso.

  • La niacina (vitamina B3) ayuda con la protección contra la enfermedad de Alzheimer.

  • El cordero es bueno para las personas que están conscientes sobre su salud, ya que es una fuente de “grasa buena”.



Cortes de Cordero


cortesCordero1
cortesCordero2

Productos relacionados